La Fiscalía General de la Nación, Seccional Nariño, logró la judicialización tres personas, integrantes de un mismo núcleo familiar, por su presunta responsabilidad en los delitos de secuestro simple, tortura, y hurto calificado y agravado.

Se trata de José Félix Criollo y sus hijas Marleny y Marina del Socorro Criollo, a quienes el Juzgado Primero Ambulante de Pasto (Nariño), con función de control de garantías, les impuso medida de aseguramiento consistente en detención domiciliaria, teniendo en cuenta que son adultos mayores.

Al término de la audiencia de imputación, los procesados no aceptaron su responsabilidad en los hechos que se les atribuyen, ocurridos el 20 de junio de 2021 en el corregimiento Genoy de la capital nariñense.

La información recopilada da cuenta de que el investigado al parecer citó a una mujer en su casa, ubicada en el sector en mención, para ofrecerle trabajo. No obstante, cuando la víctima ingresó al inmueble, el hoy procesado y sus hijas supuestamente la abordaron y la ingresaron por la fuerza a una habitación.

Según el testimonio de la mujer, estando allí fue agredida verbal y físicamente. Se conoció que además la habrían desnudado y grabado en video, mientras le reclamaban por una supuesta relación que su hermana tenía con José Félix, un pensionado de 72 años.

Al parecer, los investigados también lanzaron la ropa de la mujer por una ventana y se apoderaron de su celular y el dinero que llevaba. La víctima permaneció por lo menos dos horas en estado de indefensión.

De acuerdo con la denuncia, los presuntos victimarios llamaron a la Policía y al parecer manifestaron que la mujer había tratado de asaltarlos. Sin embargo; cuando las autoridades llegaron, encontraron a la víctima desnuda y con varias lesiones en su cuerpo, producto de la tortura a la que habría sido sometida.

Las indagaciones posteriores permitieron establecer que la mujer efectivamente fue secuestrada y que en varias ocasiones la familia Criollo la habría insultado. Asimismo, se evidenció que después del secuestro, las hijas del pensionado presumiblemente la seguían intimidando.