Mantener e intensificar las medidas de bioseguridad y la vacunación contra el COVID-19, sigue siendo el llamado de las autoridades de salud del departamento para evitar un aumento de contagios durante esta época decembrina en la que se presentan mayores aglomeraciones.

María Cristina Lesmes, secretaria departamental de Salud, comentó que en la última semana se han contabilizado “más de 500 casos de COVID, 15 personas ingresaron a UCI y dos fallecieron. Estas cifras denotan un crecimiento exponencial en los casos de COVID de semana a semana que se están incrementando más del doble, eso significa que debemos tener unos cuidados especiales porque, además, tenemos pico de Infección Respiratoria Aguda”.

Por ello, resaltó la importancia de tener el esquema de vacunación al día y “si tiene enfermedad respiratoria quedarse en su casa, ojalá consultar para que le hagan la prueba de COVID y ser muy juiciosos con el uso del tapabocas”.

Ante la propuesta que analiza el Ministerio de Salud para que nuevamente el uso del tapabocas sea obligatorio, la titular de Salud del Valle aseveró que “se están esperando indicaciones” y recordó que la mascarilla sigue siendo un elemento necesario de utilizar en el transporte público, en hogares geriátricos, en las instituciones de salud y en los lugares cerrados donde hay muchas personas.