Diego Cancino concejal de Bogotá, le solicito al mandatario Gustavo Petro apoyar una reforma popular a la Policía, según Cancino, incluye una amplia y diversa participación de la ciudadanía, “incluidas víctimas de abuso y violencia policial recoge las expectativas e intereses de sus miembros y se convierta en un mandato de paz”.

Algunas propuestas, pasar a la Policía Nacional al orden político social. Se deberá crear un Ministerio de la paz, “la seguridad ciudadana y de la confianza, que garantice la creencia de una disciplina castrense, el ejercicio de funciones esenciales preventivas y asegure convierta a la policía Nacional en cuerpo para la paz”.

Eliminar la posibilidad de que la jurisdicción penal Militar sea el fuero competente para investigar juzgar y sancionar a los autores de violaciones de derechos humanos, de conformidad con los estándares de la corte IDH.

Desmontar el Esmad e implementar mecanismo de intervención policial en las manifestaciones que garanticen el ejercicio del derecho fundamental a la protesta priorizada del diálogo y que cuente con funcionarios competentes conformado para el manejo de entornos complejos.