Los dos casos que fueron aislados se presentaron en los municipios de Santander de Quilichao y Padilla.

Uno de los hechos se presentó en el barrio lomitas de Santander de quilichao, mientras que el otro ocurrió en el barrio La Ceiba del municipio de Padilla.

Organizaciones defensoras de derechos de las mujeres expresan su preocupación por el alto índice de criminalidad que se ha venido presentando durante las últimas semanas en los diversos municipios del departamento.