El material probatorio contundente suministrado por la Fiscalía General de la Nación logró que dos influencers de la ciudad de Cali fueran cobijados con medida de aseguramiento en establecimiento carcelario, como presuntos responsables de delitos acceso carnal violento y acto sexual violento agravado.

Esta investigación en este caso inició el 17 de julio del presente año cuando a un centro asistencial ubicado en el oriente de Cali ingresó una niña de 11 años con signos que indicaban que había sido víctima de abuso sexual. Esta situación permitió a los médicos activar la ruta de atención conocida como “Código Rosa.”

Labores investigativas de policía judicial pusieron en evidencia que los hechos sucedieron en una vivienda del barrio Manuel Beltrán, en la Comuna 14 de Cali. Allí, dos sujetos que se dedicaban a divulgar contenidos en redes sociales, presuntamente, ingresaron a la habitación donde estaba la niña a quien habrían agredido sexualmente.

El hecho fue denunciado por el progenitor de la menor, quien comentó cómo uno de los posibles implicados sería el hermanastro de la víctima, quien dijo, al parecer, la amarro a la cama y habría permitido que el otro individuo la agrediera.

Los dos hombres fueron capturados por servidores del Cuerpo Técnico de investigación (CTI) apoyados por la Policía Metropolitana de Cali.

Por los hechos la Fiscalía imputó a los dos sujetos como posibles responsables de los delitos de acceso carnal violento en concurso heterogéneo con acto sexual violento agravado. Cargos que no aceptaron los procesados.