Bailes y reuniones que iniciaron la noche del 31 pasaron de largo este 1 de enero.

Las autoridades de Cali en un trabajo articulado con equipos de la Secretaria de Seguridad y Justicia, realizaron operativos en la mañana de este 1 de enero en varias zonas de la ciudad, donde no se cumplió el toque de queda ni la ley seca, que se inició el 31 a las 9:00 p.m. y termina el domingo al medio día.

Una de las situaciones más complicadas, reportan las autoridades sucede en el oriente de la ciudad, con el Esmad a algunos barrios han tendido que llegar uno de ellos el barrio Marroquín, quien finalmente acato la orden de dar por terminada la rumba en la calle, no se reportaron agresiones.

Uno de los barrios sobre la que había especial vigilancia era Ulpiano Lloreda, con su popular verbena cada año que reúne a cientos de personas en las calles, sin embargo, en esta zona cumplieron con las medidas de encierro.

Donde se reportaron desordenes fue en barrios aledaños como Charco Azul Vergel, y en otros del norte, y suroriente de la ciudad.