Habitantes que viven en los alrededores el Morro de Tulcán, centro histórico de Popayán, expresaron su preocupación por el alto grado de erosión que registra este lugar, situación que se agravó aún más con las lluvias de las últimas horas.

“Se han enviado varios derechos de petición a la alcaldía para que adelanten las actividades que permitan rescatar este lugar representativo de la ciudad, porque a todas luces se ve que el terreno está cediendo, lo que representa un peligro la comunidad que vive en los alrededores. Esa amenaza se vio más palpable con el aguacero de ayer”, indicó Estela Cardona, habitante del barrio Caldas.

Ese temor, entonces, se incrementó luego del torrencial aguacero el cual originó verdaderas chorreras de lodo en las faldas de esta montaña, las cuales después inundaron las calles adyacentes así como algunas viviendas vecinas.

“Es preocupante ver que la inestabilidad de El Morro,  con el verano se intensificó su erosión, y ahora con las lluvias, lo que hay es una verdadera amenaza de avalancha en pleno centro histórico de Popayán”, relató Estela Cardona.

Falta conocer entonces una versión de las autoridades frente a este problemática y si existen, claro está, acciones en el lugar para contrarrestar el fenómeno y la amenazas de deslizamiento denunciados por la comunidad del sector.