La pericia de los pilotos a cargo de un helicóptero de las Fuerzas Armadas permitió que el gobernador del Cauca, Oscar Campo, y otros funcionarios salieran ilesos luego que la aeronave fuera declarada en emergencia Jamundí, Valle.

En el helicóptero viajaban además del mandatario, la secretaria de Gobierno, Maribel Perafán, el comandante de la Región de Policía número Cuatro, general William Salamanca, los tres pilotos-dos con grado de mayor y un suboficial- y los equipos de seguridad.

La situación obligó a los pilotos a solicitar una pista y autorización de aterrizaje en la base aérea de la Escuela Marco Fidel Suárez, donde se activaron todos los protocolos de emergencia.

Al parecer, el timón cíclico que permite la dirección de virajes de izquierda y derecha registró una falla, por lo que la aeronave se quedó neutralizada. A pesar de ello, el piloto logró maniobrar y concentrar el aterrizaje tipo estacionario en dicha base, en el oriente de Cali.

De acuerdo a testigos, cuando faltaban pocos metros la aeronave estuvo a punto de rozar con las mallas de acceso.

El helicóptero Bell 206 quedó en el sitio, donde será inspeccionado por las autoridades competentes que establecerán las causas de la falla.

Al final, los ocupantes se abrazaron y agradecieron a Dios por lo ocurrido.

Asimismo, se anunció que los pilotos serán condecorados.