El acompañamiento técnico, logístico y financiero que ofrece Incauca a los proveedores de caña, es un apalancador importante para los agricultores de la región.

Asocaña habló sobre el Fondo Social, conformado por ingenios y cultivadores, para generar proyectos de mayor impacto al desarrollo de la región.

Cali, junio de 2022. En un evento con los proveedores de caña que tuvo lugar en El Ortigal, corregimiento del municipio de Miranda (Cauca), Incauca reconoció la valiosa labor de los proveedores de caña de la región, quienes se consolidan como actores fundamentales dentro de la cadena de valor, suministrando a la compañía el 75% de la materia prima para la producción de azúcar, alcohol y energía limpia.

Durante 2021, gracias a la materia prima cultivada en lastierras de los proveedores de caña, Incauca produjo 374.832 toneladas de azúcar, 275.977 megavatios hora de energía, más de 79 millones litros de alcohol y 79.258 toneladas de compost. En dicho año Incauca le pagó los agricultores más de $265.000millones, por esta materia prima.

De acuerdo con el Presidente de Incauca, Roberto Klinger, “Durante los últimos dos años, nuestros proveedores de caña fueron fundamentales para superar las adversidades y mantener el negocio sostenible. Su compromiso y dedicación nos permitió reaccionar positivamente como cadena de valor, manteniendo firme nuestra operación.

La excelente relación con los cultivadores es uno de los pilares fundamentales del Ingenio. Por tal razón, la compañía tiene el reto de sostener los estándares de productividad logrados, continuando con el acompañamiento técnico, logístico y financiero que continuamente les suministra.

Luis Eduardo Aguilar Pino, quien ha estado vinculado por más de 60 años a la actividad de la caña de azúcar, manifiesta que “gracias a mi relación con el Ingenio he logrado salir adelante junto con mi familia. He sido testigo de la oportunidad que ha traído la actividad a las familias de la región y además, el desarrollo que ha significado para las diferentes comunidades.

Incauca se ha encargado de afianzar los lazos de confianza, solidaridad y lealtad con los proveedores, logrando superar dificultades como las presentadas durante los años 2020 y 2021, como consecuencia de la pandemia y de las protestas sociales. A través de diferentes estrategias de acompañamiento y comunicación, se implementó la atencióna los cañicultores por medio de reuniones virtuales, lo que permitió brindar acompañamiento oportuno y desde cualquier lugar, dándoles siempre solución a sus inquietudes.

«Estamos convencidos de que somos un actor corresponsable del desarrollo económico, social y ambiental de nuestra región y País. En ese sentido, estamos en un proceso continuo de construcción de relaciones de confianza con nuestros grupos de interés”, puntualiza Angélica Quiroga, Directora de Sostenibilidad de Incauca.

Al evento asistió la presidente de Asocaña, Claudia Calero, quien coincidió en la enorme importancia que tiene el sector en el desarrollo de la región. Por tal razón, explicó de qué se trata el Fondo Social, conformado por ingenios y cultivadores, como una plataforma para gestionar recursos, a través de alianzas públicas y privadas, con el objetivo de estructurar proyectos de alto impacto que le apunten al mejoramiento de las condiciones sociales y económicas de las familias rurales, ubicadas en las zonas de influencia.

Claudia Calero describe que “con los aportes realizados hasta ahora, el Fondo Social ha gestionado recursosadicionales con la Gobernación del Valle y el Comité de Cafeteros, para realizar el mejoramiento de 28 kilómetros de vías terciarias en zonas de ladera de los municipios de Florida y Guacarí. El costo total de estos proyectos alcanza los $5.138 millones, de los cuales el Fondo Social ha aportado $1.500 millones”.

“Nunca ha sido más imperativo para las empresas y la industria, la implementación de proyectos de valor compartido, ya que no solo generan valor a las compañías del sector y sus grupos de interés, sino que son necesarias para la continuidad de los negocios, su transformación y trascendencia”, concluye Roberto Klinger.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here