La invasión se presentó en el municipio de Caloto cuando un grupo de personas con banderas y emblemas del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), llegaron ocupar una parte de la Hacienda Japio.

Dicha hacienda es propiedad de la familia Garces y está ubicada entre los municipios de Caloto y Santander de Quilichao.

Es por ello que los diferentes gremios empresariales de la zona norte el departamento han rechazado este tipo de invasiones a propiedades privadas que han venido a lanzando comunidades indígenas y hacen un llamado al gobierno para poder solucionar estás problemáticas ocasionadas durante las últimas semanas en el Cauca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here