Tras una jornada que trascendió el municipio de Santander de Quilichao, al norte el departamento del Cauca, con autoridades nacionales y departamentales, por el momento no existe una posibilidad de diálogo fluido entre los implicados.

Por su parte los indígenas reiteraron la necesidad de más tierra en esa zona el departamento, mientras que los representantes afros indicaron que no son responsables de este conflicto y que la industria tiene deudas con ellos pero no quieren violencia.

Por otro lado los representantes del sector industrial indicaron que no han hecho otra cosa que generar productividad y empleo, adicionalmente denunciaron que las afectaciones son hacia sus trabajadores quiénes se han visto atacados por las comunidades indígenas.