En la tarde del 2 de noviembre, durante la plenaria en el Senado de la República donde se debate el futuro de la Reforma Tributaria propuesta por el Gobierno Nacional, se tomó la determinación definitiva para las Iglesias y Centros de Culto en Colombia.

El artículo se hundió, con una votación mayoritaria el cual pretendía gravar actividades económicas adicionales de Iglesias y centros de culto, entre las que se encontraban también actividades como fiestas, bazares, librerías, hoteles, entre otros.

Con 58 votos a favor y 28 en contra, finalmente el senado decidió eliminar el artículo que buscaba el impuesto de renta del 20% en actividades, económicas que no estén relacionadas con causas benéficas, educativas o religiosas.