La comunidad del municipio de Rosas, al sur del Cauca, está consternada por el homicidio de Belisario Benavides Ordóñez de 35 años de edad, reconocido líder social que fue asesinado delante de su hijo de 3 años.

Los hechos ocurrieron el barrio Santander, sector conocido como Los Guaduales, donde Benavides salía de su vivienda acompañado de su pequeño y un sobrino de 12.

Un sujeto desconocido lo esperaba, y le disparó en cuatro oportunidades, acabando con su vida instantáneamente.

Jesús Díaz, alcalde de Rosas, dijo que Belisario era un dirigente reconocido en la zona, integrante de la Mesa de Víctimas que hace cinco años llegó a ese municipio desde El Patía, de donde fue desplazado por paramilitares.

La víctima no había denunciado amenazas, laboraba en un restaurante ubicado en la vereda Párraga, en la vía Panamericana, y deja a su esposa y tres hijos de 14, 7 y tres años de edad.

El mandatario lo recordó con aprecio, pues le ayudaba a organizar la conmemoración del Día Internacional de las Víctimas.

Hasta ahora se desconoce la autoría de la acción, y las autoridades investigan.