Con el objetivo de garantizar el acceso efectivo a los servicios de salud sin aumentar el riesgo de contagio por COVID-19, La Gerente de la ESE Norte 3, Anny Valencia, ha adoptado medidas para la atención domiciliaria durante la emergencia sanitaria no sólo para los grupos de riesgo cardiovascular, hipertensión y diabetes, sino también para las gestantes.

El objetivo de esto, es garantizar la continuidad de los tratamientos requeridos para el adecuado control de riesgos durante el embarazo.

Esta nueva medida, define la atención telefónica, virtual y domiciliaria con tres grupos prioritarios. El primero consiste en personas en aislamiento preventivo obligatorio, en especial mayores de 70 años o personas con patología crónica de base. Las personas con patología de base controlada y riesgo bajo, también los que tienen patología de base no controlada o presentan riesgo medio o alto y mujeres gestantes.