Aunque sigue vinculado a un proceso judicial, el concejal de Popayán, Pablo Parra Solano, recuperó su libertad por vencimiento de términos y regresó a las sesiones del Concejo Municipal.

El dirigente político estuvo un año por fuera de la Corporación, pues fue capturado por el Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, por su presunta participación en los delitos de tráfico de influencias de servidor público y fraude procesal.

La investigación continúa, pero el Concejal ya recuperó su curul.