La Compañía Energética de Occidente aseveró que ante a la negativa de algunos miembros de las comunidades de Caloto, Corinto y Toribío, de permitir labores operativas para atender las fallas y normalizar conexiones irregulares, persisten los problemas.

De acuerdo a la empresa, los inconvenientes se derivan de los actos vandálicos de días anteriores y la imposibilidad del personal técnico para realizar la atención de los daños.

«La falta de condiciones de seguridad para operar en esta zona del departamento, se ha reflejado en la retención de dos vehículos en Corinto y Caloto, uno de ellos fue devuelto y el otro se encontró volcado, presentando pérdida total del automotor», informó.

Asimismo, denunció que existen restricciones para la operación en la vereda La Tolda del municipio de Toribío y 15 mantenimientos correctivos pendientes por ejecutar en la red de las veredas Alto del Palo y El Nilo ubicadas en Caloto.

Finalmente insistió en la necesidad de contar con el apoyo de las autoridades y la comunidad, para que se brinden las garantías que permitan la operación técnica y comercial en los territorios, sin restricciones de acceso y se logren adelantar sin contratiempos las labores técnicas en esta zona.