Óscar Rodrigo Campo Hurtado, gobernador del Cauca, participó en el Primer Encuentro Nacional de Consejeros y Consejeras de Paz, habló sobre los retos de la paz del país e hizo referencia a la riqueza étnica y social del departamento.

El mandatario de los caucanos afirmó que en el territorio la mayor amenaza que tiene la paz del país es el narcotráfico.

“Los departamentos productores de hoja de coca entendemos claramente que, detrás de cada mata de coca hay un drama humano. No es tan sencillo como muchos dicen, no se soluciona solo con fumigación, hay que ir mucho más allá”.

Ante esto, dijo que una de las prioridades del próximo Gobierno debe ser la sustitución de cultivos de uso ilícito, “debemos tener un plan, para llegar con verdades y realidades a los territorios, ya que no podemos ser una experiencia más de fracaso, porque hay una obra que tenemos que proteger la del proceso de paz y los diálogos con el Eln”.

Óscar Rodrigo Campo Hurtado reiteró que los acuerdos de paz con las Farc sí han beneficiado al departamento, y reconoció que los retos en materia de orden público aún subsisten.

También habló de la riqueza étnica y social del departamento, la que calificó como una virtud de este territorio, “es con ellos que construimos de abajo hacia arriba, es el mejor antídoto para romper con el esquema de un Estado lejano”.

En ese escenario, también expresó rechazo a los asesinatos a líderes sociales, y afirmó que los dirigentes tienen una connotación clara y una riqueza que son las organizaciones sociales.

“Defienden el territorio y la vida, intereses diametralmente opuestos a quien hoy conforman las estructuras criminales del narcotráfico y minería ilegal. Deben redoblarse los esfuerzos para dar garantías y tener un ejercicio permanente con los organismos de inteligencia para la no impunidad, en eso trabajamos”.