Tres videos de cámara de seguridad son parte de las pruebas que las autoridades tienen en contra de los autores de un hurto a una joyería ubicada al interior de el centro comercial Campanario.

En los vídeos se ve cómo los delincuentes ingresaron a la joyería y se tomaron su tiempo para hurtar mercancía por un valor superior a los 300 millones de pesos.

Aunque la investigación por el robo avanza por parte de las autoridades, y a pesar de que las directivas de Campanario han decidido no hablar hasta que no haya un resultado oficial de la investigación, se filtraron los vídeos del robo, vídeos que circulan en redes sociales y medios de comunicación.